Atmosfera de emoción

Fecha de publicación: Editorial: Miño y Dávila. ISBN: Idioma: Español. Clasificación temática: Estudios Generales de Literatura. Resumen Las humanidades y las ciencias sociales han asistido recientemente al desarrollo de una amplia reflexión sobre la "atmósfera", entendida come una calidad del espacio material o inmaterial que emerge del flujo continuo y particular de configuraciones de personas, objetos, lugares, sentimientos e imaginarios Sumartojo y Pink -una realidad que se experimenta a nivel colectivo e individual y que, apelando a la percepción, la sensorialidad y los recuerdos encarnados, puede activar intuiciones estéticas, conocimientos anticipados y nuevos horizontes de sentido, pero también puede desencadenar antiguas experiencias sedimentadas en la memoria colectiva.

La atmósfera se presenta entonces como un objeto de investigación clave para entender la relación que existe entre espacio, afectos culturales y cuerpo s y se convierte en un terreno fecundo para profundizar la mirada descolonial en el campo de los estudios culturales.

Ver el registro completo. Meltzer diferencia entre fenómenos que resultan de las experiencias emocionales sujetas al pensamiento, al juicio, la decisión y las posibles transformaciones en el lenguaje, de aquellos fenómenos habituales que se caracterizan porque son automáticos, no intencionales.

Meltzer propone una manera de evaluar el funcionamiento mental del sujeto a través de la llamada dimensionalidad de la mente. Acompañada de la dimensión espacial, Meltzer considera que es posible reconocer la dimensión temporal, que tiene un desarrollo que va de la circularidad a la oscilación y, finalmente, al tiempo lineal, del "tiempo de la vida", desde su inicio hasta la muerte.

Así, propone que la fantasía inconsciente puede desarrollarse en un mundo unidimensional, bidimensional, tridimensional y tetradimensional. Para efectos de este texto, describiremos sólo la segunda posibilidad, la bidimensionalidad, que se establece cuando la significación de los objetos se experimenta como inseparable de sus cualidades sensuales que pueden captarse como superficies.

La concepción de sí mismo está limitada. Esta superficie sensible puede ser maravillosamente inteligente en la percepción y la apreciación de las cualidades de la superficie de los objetos, pero sus objetivos van a ser cercenados por una empobrecida imaginación, dado que carece de medios para construir en su pensamiento objetos o hechos distintos de aquellos experimentados de manera concreta.

Meltzer, , p. En este caso el tiempo adquiere una vaga continuidad en la circularidad, al moverse de un punto al otro en la superficie del mundo.

Describir la atmósfera psíquica que envuelve el vínculo madre-hijo, y con otras personas significativas, en adolescentes gestantes en condiciones socioeconómicas deficitarias; y establecer, desde el referente psicoanalítico, el sentido que tiene dicha atmósfera psíquica para su desarrollo psíquico.

Categoría general: Atmósfera psíquica Subcategorías: Cualidades de los objetos: Características de los objetos internos y externos con los que se relaciona el sujeto. Emociones o afectos de los objetos: Características emocionales o afectivas de los objetos internos y externos con los que se relaciona el sujeto.

Funciones de los objetos: Conjunto de acciones físicas o mentales que desempeñan los objetos internos y externos , capacidad para contener las emociones, darles significado y transformarlas simbólicamente. Se utilizó como diseño el estudio de casos de enfoque cualitativo, enmarcado en el método clínico de enfoque psicoanalítico.

Las adolescentes escogidas hacen parte del programa: "Madres gestantes y lactantes", de la Subdirección Local de la Secretaría para la Integración Social de Tunjuelito, en la ciudad de Bogotá.

A través de una selección no probabilística intencional, se escogieron seis casos con las siguientes características: adolescentes, menores de 18 años, de estrato socioeconómico bajo y en gestación de un embarazo que no fuera consecuencia de abuso sexual.

Una vez informadas sobre el carácter del estudio y sus derechos, accedieron voluntariamente a participar con la aprobación de alguno de sus padres o acudientes. Con cada una de las adolescentes, se realizaron tres entrevistas en profundidad de carácter clínico psicoanalítico, con una duración promedio de una hora, las cuales fueron grabadas con la aprobación de ellas y desarrolladas siempre por el mismo investigador.

Cada uno de los tres de los investigadores del proyecto con formación psicoanalítica asumieron dos casos, y fueron responsables, tanto de la realización de las entrevistas, como de su análisis. Las entrevistas en profundidad fueron abiertas, aunque se delimitaron tópicos comunes como: situación actual en relación con el embarazo; relación con su hijo cualidades, emociones y funciones ; relación con el padre del hijo cualidades, emociones y funciones ; relación con cada uno de los padres cualidades, emociones y funciones ; relación con pares y otros significativos cualidades, emociones y funciones ; descripción de su infancia y pubertad; recuerdos de eventos significativos; proyectos futuros.

Después de las tres entrevistas iniciales y de un primer análisis, se desarrollaron entrevistas de devolución. El análisis e interpretación de la información se realizó en dos etapas. En la primera, de análisis intrasujeto, se transcribieron las entrevistas y, posteriormente, se sometieron a un proceso de codificación y categorización utilizando el programa Atlas-ti de análisis cualitativo.

Las categorías utilizadas inicialmente fueron descriptivas y comunes para todos los casos, pero también surgieron categorías emergentes, propias y particulares para cada caso. Específicamente, las categorías utilizadas fueron: las relaciones objetales, el sí mismo, la atmósfera psíquica y el desarrollo psíquico.

Cada investigador efectuó el análisis de sus casos y, en sesiones de trabajo en equipo, se presentaron y discutieron dichos análisis. A partir de este trabajo analítico de carácter intrasujeto, se realizó la segunda etapa que estuvo orientada a un análisis intersujeto, es decir, a comparar y analizar los casos en equipo, a identificar las tendencias comunes y a establecer las particularidades, para posteriormente llegar a formular las conclusiones sobre los seis casos estudiados.

Resultados y discusión. Nuestro estudio arroja elementos que permiten pensar en la primacía de factores edípicos en dos de los casos tratados, en los cuales el deseo inconsciente de un hijo del padre está en la base. Sin embargo, lo más llamativo es que encontramos en la mayoría de las jóvenes madres un estado de desarrollo mental en el que priman las respuestas a experiencias sensoriales y la descarga de la excitación sin mediación del pensamiento.

Como hipótesis, podemos establecer que la pulsión, desde el punto de vista psicoanalítico, sustenta el surgimiento de la maternidad y el embarazo. Sin embargo, la forma como esta energía pulsional se expresa es múltiple. Una cosa es que la pulsión esté ligada y alcance una expresión de calidad con el objeto de la pulsión, y otra, como en el caso de nuestras adolescentes, que el objeto, el otro de la pulsión, aparezca como un medio de descarga que está ahí de manera accidental, sin alcanzar una representación en el pensamiento.

Este estudio nos deja ver que la adolescente embarazada suele encontrarse inmersa en un estado de confusión, aislamiento, temor e inseguridad. El embarazo, al tiempo que configura precozmente una identidad femenina en la adolescente, también se convierte en una amenaza para su identidad, precisamente por la fragilidad de sus identificaciones en esta etapa.

En muchos casos, el mismo bebé, en virtud de su capacidad de respuesta y de acción sobre el mundo, es capaz de llevar a su madre hacia el sentimiento de que realmente es una madre y no simplemente una niñita que juega a serlo.

Antes de describir las relaciones entre las madres adolescentes del estudio y sus personajes importantes, partimos de aquello que Meltzer establece como características de las funciones de los padres dentro de la familia, las cuales pueden ser descritas como oscilantes, es decir, que están en continuo movimiento entre polaridades de relación.

Entre ellas están: generar amor, promulgar odio, promover esperanza, sembrar desesperanza, contener el dolor depresivo, emanar angustia persecutoria, pensar, crear confusión.

Los casos, de los cuales a continuación presentamos conjuntamente los resultados y el análisis, están designados por las letras E, F, D, J, P y A.

Con respecto a las relaciones objetales, las cualidades del objeto materno se despliegan en un amplio espectro: desde la profunda idealización de una madre perdida y la vivencia de un sustituto maltratador y cruel, en el caso de E, a un personaje débil, enfermo y necesitado, en el caso de F; a un personaje sin maldad, claro pero poco afectivo, cumplidor del deber, con quien no es posible profundizar en los lazos de amor, en el caso de D; a un personaje afectuoso, acompañante, "compinchero", sobreprotector, que excluye la figura masculina como sujeto de presencia, orden y fuerza afectiva, en el caso de J; a un personaje bravo, impulsivo, que ofrece una protección agresiva y que gobierna con exclusión de la ley paterna, pero conservando la presencia física del padre, en el caso de P; y, finalmente, a un objeto acompañante, complaciente y transgresor, que recurre a la mentira como estrategia de sobrevivencia, en el caso de A.

En el psiquismo de las adolescentes, la relación establecida con su madre promueve escisión, dependencia, sumisión, miedo y transgresión. Gran parte de la lucha presente en la relación madre-hija en cada uno de los casos se centra en la sobrevivencia psíquica.

En cinco de los casos, la figura materna está presente y acompañante, y en uno de ellos, actualmente, existe una figura sustituta generosa y cuidadora, situación que ofrece a las jóvenes madres la protección y el amparo, sin los cuales su condición física y psíquica sería muy precaria.

Sin embargo, observamos en este estudio que el tipo de vínculo que establecen madre e hija dificulta el desarrollo autónomo de la joven, no sólo como individuo sino en su función materna, y en cuanto a la posibilidad de establecer relaciones saludables con el padre del bebé. La madre de la adolescente suele ser quien elige el nombre del bebé y vive la maternidad, dejando a su hija en la posición de "niña" o de objeto inanimado que ha perdido todo derecho.

La excepción la constituyó el caso de J, una joven que, previamente a su embarazo, había establecido una relación matrimonial con la anuencia de sus padres. En este estudio se corrobora la observación de Gutiérrez et al.

Asumen la responsabilidad del cuidado de su hija, hecho que, en la mayoría de los casos, impide que la joven pueda expresar tranquilamente sus deseos o entrar en contacto con las intensas emociones que trae la situación de embarazo.

Se observa que la madre de la adolescente no es un personaje que promueva en la joven la posibilidad de desarrollar una capacidad para tolerar el dolor mental y aprender de él, función que se relaciona con el pensar a partir del contacto con la verdad Bion, De esta forma, la relación sí mismoobjeto en el vínculo madre-hija se desvanece, pues prima la defensa de la vida biológica, hecho que está estrechamente relacionado con las precarias condiciones socioculturales que han vivido generacionalmente.

De aquí que todas las fuerzas vitales se orienten hacia la supervivencia. Las cualidades del objeto materno, así como la relación que establecen con sus hijas embarazadas, deja entrever el uso de estrategias de sobrevivencia en las cuales el desarrollo psíquico se encuentra comprometido.

Las descripciones de estas relaciones madre-hija en cada uno de los casos son diversas. Sin embargo, el común denominador es que no posibilitan la formación de una atmósfera saludable para el vínculo de la joven madre con su bebé y con su entorno, en la que pueda sentirse cuidada sin ser infantilizada o sometida, y en la que logre expandirse su deseo de maternidad y fortalecerse el sí mismo.

Con relación a las cualidades del objeto paterno, éstas son descritas por las adolescentes de manera sintética: como un padre desconocido, por un lado, y reemplazado por un sustituto tramposo y seductor, en el caso de E; como un personaje abandónico y ausente, sustituido por uno presente, idealizado, compartido con la madre y erotizado, pero con cierta capacidad para no pasar al acto incestuoso, en el caso de F; como un personaje calmado, cariñoso, responsable, acompañador y silencioso, en el caso de D; como un personaje huraño, rechazante, denigrador y productor de miedo, en el caso de J; como un personaje juicioso, trabajador, cariñoso, que con el embarazo le retira el afecto a su hija y no puede contener el avasallamiento de la madre, en el caso de P; y, finalmente, como un personaje difuso que no representa mayor importancia para su hija y del que se puede deducir que es inestable, en el caso de A.

La imagen paterna es claramente la de un personaje debilitado, hecho que confirma lo encontrado por Gutiérrez et al. Incluso, a pesar de su presencia física, no ocupa en el psiquismo la fortaleza que le permite cumplir con sus funciones de protección, de organización y de establecimiento de la ley en el ámbito de la familia, la hija embarazada y el padre del bebé.

La vivencia que las jóvenes embarazadas tienen de esta figura es de miedo en algunos casos, de desamparo, en otros, y, en general, de muy poca comunicación. Es un objeto anhelado, inaccesible y temido. Cuando aparece, lo hace generalmente a través de reacciones agresivas, que no alcanzan a imponer una ley que organice u oriente la constelación familiar.

Este personaje suele ser considerado como un "bravocastrado", "pintado en la pared". La ley que prima en el hogar es la ley materna, que si bien pone orden en el seno familiar, no se instaura como norma que pueda interiorizarse y que tenga incidencia y significación en el mundo externo.

En general, los padres se desdibujan en el seno familiar, y cuando aparecen de forma clara o precisa, lo hacen de modo agresivo o erotizando la relación con sus hijas. Se trata de una figura de bilitada, sin otro poder que el de la fuerza bruta, que, cuando permanece al lado de la mujer, es un personaje de menor importancia, dependiente de la figura femenina.

Incluso en el caso de F, en el que la madre es una mujer enferma y debilitada, es la hija embarazada la que impone la ley ocupando su lugar. En el mejor de los casos, a los padres se les tiene miedo, pero al final todo es decidido por la mujer de manera subrepticia.

La madre, sin embargo, le cuida y trata de conservarlo o recuperarlo, pues en su mente es importante el hecho de "tener marido". En el caso de J, su figura paterna, si bien debilitada, posee cualidades de cercanía afectiva, de compañía, una presencia no agresiva, con cualidades más maternas, que permiten a la joven elegir una pareja con características similares y construir una nueva familia; es el caso más estable y armónico del estudio, aunque con poca vitalidad.

A pesar de la presencia física del padre, hay una atmósfera anti-masculina, debido a la insuficiencia o debilidad de la figura paterna, o a una fuerza en la mujer que adquiere características hostiles y anti-masculinas.

Meltzer señala que la familia que funciona de esta forma es de tipo matriarcal; representa el predominio de lo femenino, y, a su vez, hace que lo masculino aparezca aún más desdibujado. Las características de los compañeros son variadas. Sin embargo, cuando en la pareja de ellas está presente el deseo y la aceptación del hijo, la función materna en la joven se fortalece, haciéndosele más fácil asumir su hijo en su mente, como en los casos E, J y P, a pesar de las circunstancias diversas y adversas.

Por el contrario, cuando la pareja es clandestina, está ausente o huye de la escena, el espacio del bebé en la mente de su madre es escaso, y le es más fácil, entonces, delegar o entregar el bebé al cuidado de su propia madre. Podríamos decir que es como si el deseo del padre también fecundara la posibilidad de expandir el deseo de maternidad, que en ese momento adquiere sentido y eficacia psíquica.

Por otra parte, es evidente que la presencia del otro masculino establece una diferenciación que permite la expansión de la subjetividad y favorece cierta autonomía frente a la voracidad materna, posibilitando un límite y una organización al desborde de las apetencias femeninas.

Es claro que se requiere de la presencia de un objeto externo masculino o femenino que facilite la vivencia de organización y de ley en el inicio de la estructuración de la subjetividad, lo que no quiere decir que ésta no sea una función que una mujer no pueda cumplir internamente, gracias a una adecuada identificación suya con la función paterna.

Resaltamos, entonces, la alteridad como motor de desarrollo. De aquí, la necesidad de favorecer el lugar de la pareja en la preparación, durante el embarazo, para asumir la maternidad, hecho que en la cultura se suele adjudicar principalmente al ámbito femenino, que en su búsqueda de protección, cuidado y homogeneidad, desestima e incluso desvaloriza el lugar del padre como sostén, protector y contraste, que demanda y promueve movimientos.

Estas reflexiones pueden dar cuenta, de alguna manera, de las dificultades crecientes que tienen los hombres para asumir la paternidad y la pareja.

Con respecto al bebé, su presencia en la mente de las adolescentes ha tenido que abrirse campo con mucha dificultad; en algunas de ellas es sólo una idea de algo que crece en el cuerpo, pero que carece de características claras, y, cuando las adquiere, se torna idealizado, irreal y mesiánico.

En el caso de E, el bebé es una manera de reencontrar a su madre perdida e idealizada, con el que espera reparar maníacamente su sensación de desamparo.

Para F se trata de una presencia ajena; ella representa en la fantasía inconsciente un hijo con su padrastro; el bebé es la realización de deseos prohibidos, y, a su vez, teme que sea robado por su madre y padrastro.

por su parte, D siente que el bebé no cabe en su cuerpo, y, por supuesto, menos en su mente; se refiere al mismo como "eso", es algo que la sobrepasa, le produce miedos y no puede ser representado.

En el caso de J, el bebé surge como una obligación, como una responsabilidad generacional, como un cumplimiento del anhelo del padre; tiene el papel de "mesías", de alegría, de bendición de tipo religioso; espera que sea un varoncito para que no tenga que "bregar" en la vida.

En el caso de P, la presencia del bebé la llena de sentimientos ambivalentes, de temores y añoranzas, de inseguridad y ganas de asumirlo poco a poco; lo cuida en secreto dentro de sí misma.

En el caso de A, el bebé no tiene características claras ni una resonancia afectiva genuina en ella, es más bien objeto de discurso, de predicamentos, pero sin ninguna apropiación.

Si bien algunos de estos bebés son producto de un verdadero deseo inconsciente, lo claro es que ninguno de ellos fue esperado de manera deliberada. La mayoría son hijos accidentales, resultado de un placer sensual que no alcanza el nivel de representación en la mente de sus padres.

En el mejor de los casos, como sucede con J, es un hijo de la sumisión al deber transgeneracional. El bebé surge en un momento en que la joven aún está atravesando su tránsito de niña a mujer, tal vez como una defensa frente a las pérdidas que supone dejar atrás la etapa infantil, o como una actuación maníaca de su nueva condición de mujer.

En la mente de estas adolescentes el bebé no tiene un espacio legítimo y claro, pues ellas, al parecer, no tienen los suficientes recursos psíquicos para concebir un hijo en su mente; de aquí que la idea del hijo sea casi siempre idealizada.

Es una maternidad en la que prima aprender a hacer tareas, operaciones, que bien podrían confundirse con un juego de muñecas, pero en la que la función de contención emocional Bion, , y de sostén físico y afectivo Winnicott, , no tiene cabida ni representación Gutiérrez, et al.

En nuestro estudio con adolescentes gestantes, particularmente en los casos de E, J, y P, existen esbozos de contención del bebé en su fantasía, que se expresan de maneras diversas. En E, el bebé de su fantasía adquiere la función de reparar el vínculo con su madre perdida; en J, dicha fantasía tiene la connotación de la repetición desconsoladora de la "briega" en la vida, acompañada de propaganda mental de tipo mesiánico; y en P, su fantasía establece una relación de contención con su bebé, con sentimientos ambivalentes pero esperanzadores que, sin embargo, no puede desplegar en el mundo externo por temor a la descalificación.

En los demás casos F, D, y A , el bebé ni siquiera alcanza el estatus de fantasía en la mente de su madre. El predomino del "hacer" y el "cumplir" maternos oculta cada vez más la posibilidad de experimentar genuinamente el impacto emocional que genera la maternidad.

Por otra parte, cuando aparecen expectativas sobre el bebé, generalmente son tan sobredimensionadas e irreales, que cuando éste nace, su impacto de realidad produce decepción. Con respecto al sí mismo, nuestro estudio permite corroborar lo que Rojas señala sobre la dificultad particular que experimentan estas jóvenes en su adolescencia para regular la distancia relacional.

Esto quiere decir que, en función del movimiento del objeto, pueden vivir el sentimiento de abandono más doloroso o la sensación de intrusión más insoportable, generando modos de defensa extremos, como veremos a continuación.

Esta elevada percepción de problemática social es coherente con la prevalencia del clima social emocional negativo descrito dada la asociación positiva que existe entre ambos.

Los resultados concuerdan con los arrojados por la encuesta de AC Nielsen realizada en noviembre de sobre personas de 42 países, en relación a la confianza y percepción de problemas durante los seis meses siguientes. En lo que hace a Latinoamérica, la seguridad laboral, el crimen y la inseguridad obtienen las mayores proporciones.

En Argentina la inseguridad está por encima de la seguridad laboral, aunque ambos rubros se mantienen como los más preocupantes Diario El Clarín, 14 de febrero de Confianza en las Instituciones. De manera esperable con lo hasta aquí descrito, la media en confianza institucional de esta muestra es baja Tabla 3.

El gobierno nacional -y poder ejecutivo- es el mejor evaluado mientras que los partidos políticos, el poder legislativo y los sindicatos son quienes reciben la peor evaluación.

Probablemente en la evaluación del gobierno nacional y el poder ejecutivo esté actuando en alguna medida cierto sesgo de positividad de juicio sobre los individuos en relación a los grupos e instituciones Sears, Es decir, dada la tradición personalista de los presidentes en Argentina se puede pensar que la gente personifica al gobierno y el poder ejecutivo en la figura del presidente Kirchner y de esta manera actúa el mencionado sesgo en el que se evalúa más positivamente a las personas que a los grupos e instituciones.

El actual presidente es quien por más tiempo ha mantenido una alta imagen positiva en la gente, aún cuando otras esferas del gobierno o funcionarios aumentan su imagen negativa. El estudio de Benbenaste, Delfino y Zubieta muestra que las instituciones cívico-políticas argentinas presentan, en general, un bajo nivel de valoración.

La clase política es la peor valorada mientras que el actual presidente -Néstor Kirchner-obtiene una buena valoración.

Se estima que esta evaluación positiva podría deberse tanto al hecho que se lo considera responsable de la estabilización económica actual del país como a que su imagen aparece diferenciada de esa clase política juzgada corrupta. No obstante, Benbenaste et al. Asimismo, respecto a las instituciones, la valoración del Gobierno Nacional -figura del presidente Kirchner- está principalmente asociada a la posibilidad de una mejora de las instituciones en contraste con la muy baja valoración de la clase política, Congreso Nacional, la Justicia y la Policía.

Carballo , que analiza los datos de la encuesta mundial de valores para Argentina en los años , muestra que en la idea de tener un líder fuerte "que no moleste con el Congreso o las elecciones" p.

Asimismo, los datos sobre confianza institucional relevados por el Instituto Gallup de Argentina Inglehart et al. Así, en el año -excluyendo las ya mencionadas- la Iglesia y las FFAA aparecen con mayores niveles de confianza que el gobierno, el poder legislativo, la policía y los gremios.

Siete años después, el gobierno y el poder ej ecutivo pasan a los primeros lugares, la Iglesia baj a pero sigue con fuerza y los partidos políticos siguen siendo los que peores evaluaciones reciben.

En cuanto a la desconfianza en el sistema político, las puntuaciones en confianza institucional son semejantes a las reportadas en estudios previos Carballo, ; Inglehart, e indican un importante incremento en el distanciamiento y recelo respecto de los líderes e instituciones políticas que se da al nivel de la población mundial.

Incidencia de Variables Sociodemográficas. No se han encontrado diferencias estadísticamente significativas en la variables analizadas en relación a aspectos sociodemográficos como el sexo, la edad, la carrera de estudio y el ámbito de la universidad, indicando probablemente en esta muestra universitaria urbana una percepción común general respecto del clima social circundante, los problemas sociales y la confianza en las instituciones.

Se señaló en la introducción al estudio que el principal interés radicaba en realizar una primera aproximación empírica al estudio de las emociones desde una perspectiva colectiva.

Al análisis de las emociones como escenarios prototípicos de estados afectivos desarrollado en estudios previos, se sumaba el interés por incorporar una nueva línea de abordaje que enfatiza en la dimensión colectiva en tanto percepción de los sujetos de la tonalidad afectiva predominante en el ambiente circundante.

A su vez, se integraron en el análisis otros aspectos que aportan a la emotividad social tales como la confianza en las instituciones públicas y sociales y la percepción de problemas sociales.

Los resultados obtenidos abren una interesante línea de análisis y profundización. Al hablar de atmósfera o clima emocional social se afirmaba que las emociones que lo conforman no son sólo las vivenciadas por el sujeto sino aquellas que las personas perciben como predominantes en su entorno tanto en sus grupos de pertenencias como en otros que son relevantes para ellas de Rivera, A partir de la información recogida se corroboró que el buen clima social emocional se asocia a una alta confianza institucional y a una baja percepción de problemas sociales.

En consonancia, esta percepción es contingente con una alta valoración de problemática social donde el trabajo y la seguridad aparecen como los hechos más difíciles de resolver y, con una mala evaluación de las instituciones siendo los partidos políticos, los legisladores y los sindicalistas los peores evaluados.

En el año , y en comparación con el resto de los países del mundo, excepto en lo que concierne a los movimientos ecologistas, las iglesias y la prensa, Argentina se ubicaba -en el resto de las instituciones- en las posiciones inferiores, particularmente aquellas que tienen que ver con el funcionamiento y administración de la política y el Estado Carballo, , p.

La crisis que la sociedad expresa en la baja confianza institucional y que se traduce en crisis de representatividad está lejos de ser resuelta siete años después aunque se matiza con el aumento de confianza en el Gobierno Nacional, probablemente relacionado con lo que se mencionara sobre el reclamo de un líder fuerte en y y la recuperación económica.

Se sostenía también que la atmósfera emocional de una sociedad da cuenta también de la atención de sus miembros ante un evento común que los afecta como integrantes. Las atmósferas se recrean al celebrar un éxito colectivo o al lamentar tragedias o amenazas comunes.

La sucesión de eventos de carga afectiva positiva favorece los climas positivos mientras que la sucesión de eventos de carga negativa favorece los climas negativos. Por sus propias características los datos que aquí se analizan son sólo parciales y no intentan ninguna generalización más allá de sus posibilidades, pero pueden servir como un termómetro preliminar de cierto sentimiento social.

Quizás la cuota cotidiana de maltrato en tanto ciudadanos -sin trabajo, con instituciones disfuncionales y figuras de autoridad de dudosa moral- se expresa en los momentos de actuación colectiva, en los momentos de los rituales necesarios para provocar las emociones en sociedad.

Así, experiencias recientes en el país de episodios colectivos de reunión social -que se suponían provocarían un sentimiento común de orgullo o de respeto en los que fundamentar la identidad social- terminaron en episodios de agresión intergrupal que provocaron emociones totalmente contrarias a las esperadas: horror e indignación.

Los datos preliminares aquí analizados son probablemente el reflejo de una balanza inclinada hacia la suma de pequeñas atmósferas emocionales negativas que generan una percepción general del clima social circundante como altamente negativo, de alta conflictividad social.

En su análisis, Carballo hace evidente que en Latinoamérica la corrupción es la mayor causante de la crisis de representatividad mientras que en Europa y EE.

UU la burocracia del gobierno parece ser la mayor causa. En Argentina, la corrupción y mal desempeño del gobierno son las causas de la caída en la confianza en las instituciones.

Ya estaban instaladas antes de entrar en la última década del siglo pasado y aún no se han disipado. Los resultados aquí reportados ratifican la tendencia, a la vez que abren la reflexión sobre sus efectos psicosociales en contextos con trasfondos culturales tolerantes a la transgresión como es el caso de la sociedad argentina.

En la Psicología Social Cultural, la manera en que las sociedades resuelven los conflictos y manejan sus emociones se denomina Tolerancia a la incertidumbre Hofstede, La mayor tolerancia a las transgresiones abona el terreno para emociones colectivas negativas intensas que tienen como correlato el uso de la fuerza y la agresión como forma de resolver los conflictos.

El clima emocional, en tanto hecho social, habla del predominio y saliencia relativa de un conjunto de escenarios emocionales y las reacciones e interacciones sociales -cargadas afectivamente- que en un país predominan durante un cierto período impregnan inevitablemente las relaciones sociales.

Estos datos preliminares deben profundizarse tanto en comparación con otras muestras como en el análisis de diferencias inter sujetos en variables tales como sexo, edad, carrera de estudio y ámbito de la universidad, aunque las primeras exploraciones que se están realizando arrojan bajas diferencias intragrupales confirmando una probable percepción general de la atmósfera social circundante.

También, como segunda etapa del estudio se están analizando actualmente los datos obtenidos de población general. Los resultados aquí reportados permiten tener una primera descripción de la tonalidad emocional del contexto argentino a la vez que ratifican la validez convergente de dos medidas diferentes de clima emocional y dan fuerza a las asociaciones de éstas con otros indicadores de emotividad social tales como la confianza en las instituciones públicas y sociales, y la percepción de problemas sociales.

Aberbach, J. Political trust and racial ideology. American Political Science Review, 64 A , Benbenaste, N. La expectativa sobre el Estado y la calidad de las instituciones en los estudiantes universitarios.

Investigaciones en Psicología, 10 3 , Desarrollo, calidad institucional y valores de la población: El problema de laño inclusión. Alternativas enPsicología, 12, Bericat Alastuey, E. Emociones individuales, sociales y colectivas. Ramos Díaz Eds. Barcelona: Editorial Kairós.

Carballo, M. Los argentinos y el mundo del trabajo. Buenos Aires: Nueva Mayoría. Collins, R. Social movements and the focus of emotional attention. Goodwin, J. Polletta Eds. Chicago: University of Chicago Press. Conejero, S. Alteración afectiva personal, atmósfera emocional y clima emocional tras los atentados del 11 de marzo.

Ansiedad y Estrés, 10 , de Rivera, J. Emotional climate: Social structure and emotional dynamics. International Review of Studies on Emotion, 2, Emotions as social relationships. Motivation and Emotion, 10, De Rivera, J. Emotional climate, human security and cultures of peace.

Journal of Social Issues, 63 2 , Durkheim, E. Las reglas del método sociológico. Barcelona: Los Libros de Plon. Fernández, I. Expresión e inhibición emocional en diferentes culturas. Casullo Eds. Buenos Aires: Paidós.

Interacción y comunicación emocional. Páez, I. Fernández, S. Zubieta Coords. Madrid: Pearson-Prentice Hall. Fernández-Dols, J. Norma perversa: Hipótesis teórica. Psicothema, 9, Efectos cotidianos de la norma perversa en la tolerancia a la corrupción.

Revista de Psicología Social, 9 1 , Frijda, N. The emotions. Cambridge, New England: Cambridge University Press. Emotion, cognitive structure and action tendency. Cognition and Emotion, 1 2 , Hofstede, G. Cultura y organizaciones.

El software mental. Madrid: Alianza Editorial. Inglehart, R. Human beliefs and values. A cross-cultural sourcebook based on the values surveys. México: Siglo XXI. Kanyangara, P. Collective rituals, emotional climate and intergroup perception: Participation and assimilation of the Rwandan genocide.

Lazarus, R. Emotion and adaptation. Nueva York: Oxford University Press. Markus, H. Cultural variations in the self-concept. Goethals Eds. Nueva York: Springer Verlag. Mesquita, B. Cultural variations in emotions: A review.

Psychological Bulletin, , Páez, D. Violencia colectiva, clima emocional y procesos socioculturales Documento técnico.

El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven

Video

Gobierna Tu Atmósfera - Joel Osteen

Atmosfera de emoción - Missing El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven

En esta sección, exploraremos las diferentes formas en que las atmósferas pueden evocar emociones y cómo los minoristas pueden utilizar este conocimiento para crear una experiencia de compra inmersiva y memorable para sus clientes.

Música: La música es una de las atmósferas más utilizadas en entornos minoristas. Un estudio realizado por Milliman encontró que reproducir música lenta puede aumentar el tiempo que se pasa en una tienda, mientras que la música de ritmo rápido puede aumentar el ritmo de las compras.

Además, la música puede evocar ciertas emociones en las personas, como nostalgia, felicidad o entusiasmo. Por ejemplo, tocar música con temas navideños durante la temporada navideña puede crear una atmósfera festiva e inducir sentimientos de alegría y emoción.

Iluminación: La iluminación también puede tener un impacto significativo en las respuestas emocionales. La iluminación brillante puede crear una sensación de alerta y energía, mientras que la iluminación tenue puede crear una atmósfera relajada e íntima.

La temperatura del color también influye en las respuestas emocionales: los colores cálidos evocan sensaciones de comodidad y los colores fríos inducen sensaciones de calma.

Por ejemplo, una tienda de ropa puede utilizar iluminación cálida para crear un ambiente acogedor y acogedor, mientras que un spa puede utilizar iluminación fría para crear un ambiente relajante y calmante.

Olor: El olor es una atmósfera poderosa que puede evocar fuertes respuestas emocionales en los individuos. Las investigaciones han demostrado que ciertos aromas pueden inducir sensaciones de relajación, felicidad o incluso hambre.

Por ejemplo, una panadería puede utilizar el aroma del pan recién horneado para atraer a los clientes y crear una atmósfera acogedora y reconfortante.

Una tienda de ropa puede utilizar un ligero aroma floral para crear un ambiente femenino y elegante. Temperatura: La temperatura también puede desempeñar un papel en las respuestas emocionales: las temperaturas más cálidas inducen sensaciones de comodidad y relajación, mientras que las temperaturas más frías pueden crear una sensación de alerta y energía.

Por ejemplo, un spa puede utilizar temperaturas cálidas para crear un ambiente relajante y relajante, mientras que un gimnasio puede utilizar temperaturas más frías para crear una sensación de energía y motivación.

comprender la psicología de las respuestas emocionales a la atmósfera es crucial para los minoristas que buscan crear una experiencia de compra inmersiva y memorable. Al utilizar estratégicamente la música, la iluminación, los aromas y la temperatura, los minoristas pueden crear un entorno que evoque emociones específicas y, en última instancia, influya en las decisiones de compra.

La psicología de las respuestas emocionales a la atmósfera - Emocion Experiencias elevadoras Evocar emociones a traves de atmosferas. Los colores y la iluminación pueden tener un impacto significativo en las emociones.

Pueden afectar cómo nos sentimos y nos comportamos en un espacio, e incluso influir en nuestras percepciones del entorno. Hay muchos factores a considerar al elegir los colores y la iluminación para un espacio en particular, incluido el uso previsto del espacio y la respuesta emocional que se desea provocar en quienes lo ocupan.

Los colores cálidos como el rojo, el naranja y el amarillo suelen asociarse con energía, pasión y entusiasmo. Estos colores se pueden utilizar para crear una sensación de calidez e intimidad en un espacio. Por ejemplo, los restaurantes pueden utilizar iluminación cálida y colores cálidos para crear una atmósfera acogedora y atractiva.

Los colores fríos como el azul, el verde y el morado suelen asociarse con la calma, la relajación y la serenidad. Estos colores se pueden utilizar para crear una sensación de tranquilidad en un espacio. Por ejemplo, los spas pueden utilizar iluminación y colores fríos para crear un ambiente pacífico y relajante.

Se pueden utilizar colores brillantes como el rosa, el turquesa y el verde lima para crear una sensación de alegría y diversión.

Estos colores se pueden utilizar para crear una sensación de energía y emoción en un espacio. Por ejemplo, las áreas de juego de los niños pueden utilizar colores brillantes para crear un ambiente divertido y animado.

La iluminación también puede tener un impacto significativo en las emociones. La iluminación brillante puede crear una sensación de energía y emoción, mientras que la iluminación tenue puede crear una sensación de intimidad y relajación. Por ejemplo, un club nocturno puede utilizar una iluminación brillante y colorida para crear una atmósfera animada y enérgica, mientras que un restaurante romántico puede utilizar una iluminación tenue y suave para crear una sensación de intimidad y privacidad.

Diferentes culturas pueden tener diferentes asociaciones con los colores y la iluminación. Por ejemplo, en las culturas occidentales, el blanco suele asociarse con la pureza y la limpieza, mientras que en algunas culturas orientales, el blanco se asocia con la muerte y el duelo.

Es importante considerar las implicaciones culturales de los colores y la iluminación que elijas para un espacio en particular. Los colores y la iluminación pueden tener un impacto significativo en las emociones y la atmósfera general de un espacio. Al elegir colores e iluminación que se alineen con la respuesta emocional deseada, puede crear una experiencia más atractiva y memorable para quienes ocupan el espacio.

La música es una herramienta poderosa que puede evocar una variedad de emociones en las personas. El impacto de la música en el estado de ánimo y las emociones se ha estudiado ampliamente y se ha demostrado que la música puede afectar el estado emocional, las respuestas fisiológicas y el comportamiento de un individuo.

La música puede establecer el tono emocional en diversos entornos , incluidas películas, programas de televisión, conciertos e incluso en tiendas minoristas.

El papel de la música a la hora de establecer el tono emocional es crucial para crear una atmósfera que pueda impactar positivamente la experiencia de la audiencia.

La música puede marcar el tono de una película o programa de televisión: el uso de música en películas y programas de televisión es esencial para crear una conexión emocional con la audiencia.

La música puede agregar profundidad a una escena al evocar emociones que complementan la narrativa. Por ejemplo, el uso de "My Heart Will Go On" de Celine Dion en la película Titanic de añadió una sensación de tristeza y melancolía que complementó la naturaleza trágica de la escena.

La música puede crear una atmósfera en las tiendas minoristas: las tiendas minoristas utilizan la música para crear un ambiente particular que mejore la experiencia de compra del cliente.

La música de ritmo rápido puede crear una sensación de emoción y urgencia, mientras que la música de ritmo lento puede crear una atmósfera tranquila y relajante. Por ejemplo, las tiendas que venden artículos de lujo suelen poner música clásica suave, lo que crea una atmósfera sofisticada y elegante.

La música puede influir en el comportamiento de un individuo: la música tiene la capacidad de influir en el comportamiento de un individuo al establecer el tono del entorno. Un estudio publicado en el Journal of Applied Social Psychology descubrió que tocar música francesa en un supermercado aumentaba la venta de vinos franceses.

El estudio demostró que la música puede influir en la percepción que un individuo tiene de un producto y en su comportamiento. La música puede evocar emociones, crear una atmósfera e influir en el comportamiento de un individuo. El uso de la música en diversos entornos puede verse como una herramienta poderosa para crear experiencias memorables.

La libertad para emprender y financiar buenos negocios definitivamente aumentará el número de indios ricos, creará oportunidades laborales y tendrá un efecto dominó en la economía. Nuestro sentido del olfato es poderoso y tiene la capacidad de evocar emociones, recuerdos e incluso influir en nuestro comportamiento.

En los últimos años, las empresas han aprovechado el poder del aroma para crear conexiones emocionales con sus clientes. Desde tiendas minoristas hasta hoteles y spas, el marketing olfativo se ha convertido en una parte esencial de la experiencia del cliente.

El olor puede desencadenar recuerdos y emociones: Ciertos olores tienen la capacidad de transportarnos atrás en el tiempo y evocar recuerdos y emociones asociados con esas experiencias. Por ejemplo, el olor de las galletas recién horneadas puede recordarnos nuestra infancia y evocar sentimientos de comodidad y felicidad.

El olor puede influir en el comportamiento: los estudios han demostrado que ciertos olores pueden influir en nuestro comportamiento. Por ejemplo, se ha demostrado que el aroma de lavanda reduce el estrés y la ansiedad, mientras que el aroma de menta puede aumentar el estado de alerta y mejorar el rendimiento cognitivo.

El aroma puede mejorar la experiencia general : Agregar un aroma agradable a un espacio puede mejorar la experiencia general y crear una atmósfera más acogedora. Por ejemplo, el vestíbulo de un hotel que huele a flores frescas puede hacer que los huéspedes se sientan más relajados y como en casa.

El aroma se puede utilizar para crear reconocimiento de marca : al igual que un logotipo o una combinación de colores, un aroma característico se puede utilizar para crear reconocimiento de marca.

Por ejemplo, el aroma de una tienda minorista popular podría asociarse con esa marca , haciéndola más memorable y reconocible. No se puede subestimar la importancia del olor a la hora de crear conexiones emocionales. Al aprovechar el poder del aroma , las empresas pueden crear experiencias más memorables, agradables y acogedoras para sus clientes.

La temperatura es una de las señales atmosféricas más poderosas que pueden influir en nuestras respuestas emocionales. Ya sea que estemos en un ambiente cálido o fresco, nuestra temperatura corporal puede afectar nuestros sentimientos y percepciones del mundo que nos rodea. Las investigaciones han demostrado que la temperatura puede afectar nuestro estado de ánimo y comportamiento, y esto tiene implicaciones para diversos entornos, como tiendas minoristas, restaurantes y hogares.

Comprender la influencia de la temperatura en las respuestas emocionales puede ayudarnos a crear experiencias más positivas y atractivas que evoquen las emociones deseadas en las personas. A continuación se ofrecen algunas ideas sobre la influencia de la temperatura en las respuestas emocionales:.

El calor puede evocar emociones positivas : los estudios han demostrado que las temperaturas cálidas pueden generar emociones positivas, como felicidad, amabilidad y comodidad. Por ejemplo, una cafetería cálida y acogedora puede evocar sentimientos de relajación y satisfacción, lo que puede aumentar la probabilidad de que los clientes regresen al establecimiento.

El frío puede provocar emociones negativas - Por el contrario, las temperaturas frías pueden provocar emociones negativas, como tristeza, soledad e incomodidad. Por ejemplo, una sala de espera de un hospital fría y estéril puede provocar sentimientos de ansiedad y estrés, lo que puede afectar negativamente las experiencias y los resultados de los pacientes.

La temperatura puede afectar las interacciones sociales - Además de afectar nuestro estado de ánimo y nuestras emociones, la temperatura también puede influir en nuestras interacciones sociales con los demás.

Por ejemplo, un ambiente cálido puede promover el vínculo social y la cooperación, mientras que un ambiente fresco puede conducir al aislamiento y al retraimiento social. Las diferencias individuales importan : es importante tener en cuenta que las diferencias individuales en las preferencias de temperatura pueden afectar las respuestas emocionales.

Por ejemplo, algunas personas pueden preferir temperaturas más frías y encontrar incómodos los ambientes cálidos, mientras que otras pueden preferir temperaturas más cálidas y encontrar incómodos los ambientes frescos.

En general, la influencia de la temperatura en las respuestas emocionales es un fenómeno complejo y multifacético. Al comprender cómo la temperatura puede afectar nuestro estado de ánimo y comportamiento, podemos crear experiencias más positivas y atractivas que evoquen las emociones deseadas en las personas.

Al crear una experiencia emocional, la interactividad y la personalización son dos ingredientes clave que pueden generar un gran impacto. La interactividad se refiere al nivel de compromiso que una persona tiene con una experiencia , mientras que la personalización es la capacidad de adaptar la experiencia a las preferencias y necesidades de un individuo.

Juntos, estos elementos ayudan a crear experiencias inmersivas y memorables que dejan una impresión duradera.

Desde una perspectiva psicológica , la interactividad y la personalización son cruciales para crear experiencias emocionales. Las investigaciones han demostrado que cuando las personas sienten que participan activamente en una experiencia, es más probable que sientan emociones positivas y tengan un sentido más fuerte de conexión con la experiencia misma.

La personalización, por otro lado, ayuda a crear un sentido de propiedad sobre la experiencia, lo que puede conducir a una mayor inversión emocional y sentimientos más positivos en general. Hay varias formas en que se pueden incorporar la interactividad y la personalización a las experiencias para crear un impacto emocional.

Aquí están algunos ejemplos:. Personalización: permitir que las personas personalicen aspectos de una experiencia puede ayudar a crear un sentido de propiedad e inversión.

Por ejemplo, un restaurante podría ofrecer una opción de menú "crea tu propio", donde los clientes pueden elegir sus propios ingredientes y crear un plato que se sienta exclusivamente suyo. Elementos interactivos: incorporar elementos interactivos en una experiencia puede ayudar a crear una sensación de compromiso e inversión.

Por ejemplo, un museo podría ofrecer exhibiciones interactivas que permitan a los visitantes tocar y manipular objetos, en lugar de simplemente mirarlos detrás de un vidrio.

Recomendaciones personalizadas: proporcionar recomendaciones personalizadas basadas en las preferencias de una persona puede ayudar a crear una sensación de conexión e inversión en una experiencia. Por ejemplo, un servicio de transmisión de música podría recomendar nuevas canciones o artistas según el historial de escucha de una persona.

Bucles de retroalimentación: incorporar bucles de retroalimentación en una experiencia puede ayudar a crear una sensación de compromiso e inversión. Por ejemplo, una aplicación de fitness podría proporcionar comentarios en tiempo real sobre el progreso de una persona, lo que puede ayudar a motivarla a seguir adelante y sentirse más involucrada en su viaje de fitness.

En general, incorporar interactividad y personalización en las experiencias puede ayudar a crear un impacto emocional y dejar una impresión duradera. Al crear experiencias inmersivas y atractivas que se adaptan a las preferencias y necesidades de una persona, es posible crear conexiones emocionales que pueden durar toda la vida.

El papel de la interactividad y la personalización en las experiencias emocionales - Emocion Experiencias elevadoras Evocar emociones a traves de atmosferas. Para las empresas y organizaciones, crear experiencias emocionalmente atractivas a través de atmósferas es una herramienta poderosa para atraer y retener clientes.

Mediante el uso de señales sensoriales y factores ambientales, las empresas pueden influir en las emociones de sus clientes y crear una impresión duradera. Esto puede variar desde la iluminación y la música de una tienda hasta los aromas y texturas de un producto. Pero lo más interesante, quizá, es que todo vínculo está inmerso en una atmósfera psíquica particular.

De aquí que cuando se habla, por ejemplo, de un vínculo paranoide, caracterizado por la desconfianza y la vindicación que el sujeto experimenta con los demás, se habla también de una atmósfera psíquica donde predomina la amenaza y la persecución.

Algo similar se puede decir del vínculo depresivo y de la atmósfera psíquica que lo encierra, en la que predominan la culpa y la expiación, así como del vínculo obsesivo y de su atmósfera, caracterizada por la rigidez, el control y el orden.

Si nos referimos a la histeria de angustia, el vínculo se caracteriza por el miedo, pero con seguridad la atmósfera que lo cobija siempre ha estado matizada por la ansiedad. Parafraseando a Muñoz , la "atmósfera psíquica" hace referencia a las cualidades del espacio o escenario en el cual se lleva a cabo la vida psíquica inconsciente, con sus múltiples y variados personajes, múltiples y variadas versiones del símismo self y de los objetos.

De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e internos, su capacidad para contener los afectos, darles significado y transformarlos simbólicamente. Desarrollo psíquico.

El desarrollo de la personalidad para el psicoanálisis es concebido como un proceso que se dirige hacia adelante en una serie de movimientos en espiral, y está estrechamente ligado con la expansión del aparato para pensar pensamientos Bion, , y del mundo interno, aquel escenario en el que los significados son creados.

Desde este punto de vista, la vida mental se centra en las circunstancias emocionales significativas con los demás. Meltzer afirma que las experiencias emocionales ocurren en el marco de las relaciones íntimas y genuinas, es decir, por fuera de las relaciones casuales, suponen un conflicto estético y se las estudia a través de la simbolización y la imaginación.

Ahora bien, cuando la intensidad de lo sensorial es tal que no se puede contener y transformar dentro del sí mismo, los mecanismos que utilizamos son la evacuación o la evasión, que lleva a que todos los atributos importantes de la mentalidad pensamiento, juicio, observación queden excluidos y se opere de manera primitiva.

Esta forma de funcionar, fue denominada por Bion "protomental", pues lo que la caracteriza son los grados de excitación y el tipo de recursos que utiliza el sujeto para deshacerse de las intensidades que no puede tolerar. Así, podemos decir que tenemos dos formas de asumir las vivencias emocionales: la sobrevivencia y el crecimiento.

Meltzer diferencia entre fenómenos que resultan de las experiencias emocionales sujetas al pensamiento, al juicio, la decisión y las posibles transformaciones en el lenguaje, de aquellos fenómenos habituales que se caracterizan porque son automáticos, no intencionales.

Meltzer propone una manera de evaluar el funcionamiento mental del sujeto a través de la llamada dimensionalidad de la mente. Acompañada de la dimensión espacial, Meltzer considera que es posible reconocer la dimensión temporal, que tiene un desarrollo que va de la circularidad a la oscilación y, finalmente, al tiempo lineal, del "tiempo de la vida", desde su inicio hasta la muerte.

Así, propone que la fantasía inconsciente puede desarrollarse en un mundo unidimensional, bidimensional, tridimensional y tetradimensional. Para efectos de este texto, describiremos sólo la segunda posibilidad, la bidimensionalidad, que se establece cuando la significación de los objetos se experimenta como inseparable de sus cualidades sensuales que pueden captarse como superficies.

La concepción de sí mismo está limitada. Esta superficie sensible puede ser maravillosamente inteligente en la percepción y la apreciación de las cualidades de la superficie de los objetos, pero sus objetivos van a ser cercenados por una empobrecida imaginación, dado que carece de medios para construir en su pensamiento objetos o hechos distintos de aquellos experimentados de manera concreta.

Meltzer, , p. En este caso el tiempo adquiere una vaga continuidad en la circularidad, al moverse de un punto al otro en la superficie del mundo. Describir la atmósfera psíquica que envuelve el vínculo madre-hijo, y con otras personas significativas, en adolescentes gestantes en condiciones socioeconómicas deficitarias; y establecer, desde el referente psicoanalítico, el sentido que tiene dicha atmósfera psíquica para su desarrollo psíquico.

Categoría general: Atmósfera psíquica Subcategorías: Cualidades de los objetos: Características de los objetos internos y externos con los que se relaciona el sujeto.

Emociones o afectos de los objetos: Características emocionales o afectivas de los objetos internos y externos con los que se relaciona el sujeto.

Funciones de los objetos: Conjunto de acciones físicas o mentales que desempeñan los objetos internos y externos , capacidad para contener las emociones, darles significado y transformarlas simbólicamente. Se utilizó como diseño el estudio de casos de enfoque cualitativo, enmarcado en el método clínico de enfoque psicoanalítico.

Las adolescentes escogidas hacen parte del programa: "Madres gestantes y lactantes", de la Subdirección Local de la Secretaría para la Integración Social de Tunjuelito, en la ciudad de Bogotá. A través de una selección no probabilística intencional, se escogieron seis casos con las siguientes características: adolescentes, menores de 18 años, de estrato socioeconómico bajo y en gestación de un embarazo que no fuera consecuencia de abuso sexual.

Una vez informadas sobre el carácter del estudio y sus derechos, accedieron voluntariamente a participar con la aprobación de alguno de sus padres o acudientes. Con cada una de las adolescentes, se realizaron tres entrevistas en profundidad de carácter clínico psicoanalítico, con una duración promedio de una hora, las cuales fueron grabadas con la aprobación de ellas y desarrolladas siempre por el mismo investigador.

Cada uno de los tres de los investigadores del proyecto con formación psicoanalítica asumieron dos casos, y fueron responsables, tanto de la realización de las entrevistas, como de su análisis. Las entrevistas en profundidad fueron abiertas, aunque se delimitaron tópicos comunes como: situación actual en relación con el embarazo; relación con su hijo cualidades, emociones y funciones ; relación con el padre del hijo cualidades, emociones y funciones ; relación con cada uno de los padres cualidades, emociones y funciones ; relación con pares y otros significativos cualidades, emociones y funciones ; descripción de su infancia y pubertad; recuerdos de eventos significativos; proyectos futuros.

Después de las tres entrevistas iniciales y de un primer análisis, se desarrollaron entrevistas de devolución. El análisis e interpretación de la información se realizó en dos etapas.

En la primera, de análisis intrasujeto, se transcribieron las entrevistas y, posteriormente, se sometieron a un proceso de codificación y categorización utilizando el programa Atlas-ti de análisis cualitativo. Las categorías utilizadas inicialmente fueron descriptivas y comunes para todos los casos, pero también surgieron categorías emergentes, propias y particulares para cada caso.

Específicamente, las categorías utilizadas fueron: las relaciones objetales, el sí mismo, la atmósfera psíquica y el desarrollo psíquico.

Cada investigador efectuó el análisis de sus casos y, en sesiones de trabajo en equipo, se presentaron y discutieron dichos análisis. A partir de este trabajo analítico de carácter intrasujeto, se realizó la segunda etapa que estuvo orientada a un análisis intersujeto, es decir, a comparar y analizar los casos en equipo, a identificar las tendencias comunes y a establecer las particularidades, para posteriormente llegar a formular las conclusiones sobre los seis casos estudiados.

Resultados y discusión. Nuestro estudio arroja elementos que permiten pensar en la primacía de factores edípicos en dos de los casos tratados, en los cuales el deseo inconsciente de un hijo del padre está en la base.

Sin embargo, lo más llamativo es que encontramos en la mayoría de las jóvenes madres un estado de desarrollo mental en el que priman las respuestas a experiencias sensoriales y la descarga de la excitación sin mediación del pensamiento.

Como hipótesis, podemos establecer que la pulsión, desde el punto de vista psicoanalítico, sustenta el surgimiento de la maternidad y el embarazo. Sin embargo, la forma como esta energía pulsional se expresa es múltiple.

Una cosa es que la pulsión esté ligada y alcance una expresión de calidad con el objeto de la pulsión, y otra, como en el caso de nuestras adolescentes, que el objeto, el otro de la pulsión, aparezca como un medio de descarga que está ahí de manera accidental, sin alcanzar una representación en el pensamiento.

Este estudio nos deja ver que la adolescente embarazada suele encontrarse inmersa en un estado de confusión, aislamiento, temor e inseguridad.

El embarazo, al tiempo que configura precozmente una identidad femenina en la adolescente, también se convierte en una amenaza para su identidad, precisamente por la fragilidad de sus identificaciones en esta etapa.

En muchos casos, el mismo bebé, en virtud de su capacidad de respuesta y de acción sobre el mundo, es capaz de llevar a su madre hacia el sentimiento de que realmente es una madre y no simplemente una niñita que juega a serlo. Antes de describir las relaciones entre las madres adolescentes del estudio y sus personajes importantes, partimos de aquello que Meltzer establece como características de las funciones de los padres dentro de la familia, las cuales pueden ser descritas como oscilantes, es decir, que están en continuo movimiento entre polaridades de relación.

Entre ellas están: generar amor, promulgar odio, promover esperanza, sembrar desesperanza, contener el dolor depresivo, emanar angustia persecutoria, pensar, crear confusión. Los casos, de los cuales a continuación presentamos conjuntamente los resultados y el análisis, están designados por las letras E, F, D, J, P y A.

Con respecto a las relaciones objetales, las cualidades del objeto materno se despliegan en un amplio espectro: desde la profunda idealización de una madre perdida y la vivencia de un sustituto maltratador y cruel, en el caso de E, a un personaje débil, enfermo y necesitado, en el caso de F; a un personaje sin maldad, claro pero poco afectivo, cumplidor del deber, con quien no es posible profundizar en los lazos de amor, en el caso de D; a un personaje afectuoso, acompañante, "compinchero", sobreprotector, que excluye la figura masculina como sujeto de presencia, orden y fuerza afectiva, en el caso de J; a un personaje bravo, impulsivo, que ofrece una protección agresiva y que gobierna con exclusión de la ley paterna, pero conservando la presencia física del padre, en el caso de P; y, finalmente, a un objeto acompañante, complaciente y transgresor, que recurre a la mentira como estrategia de sobrevivencia, en el caso de A.

En el psiquismo de las adolescentes, la relación establecida con su madre promueve escisión, dependencia, sumisión, miedo y transgresión. Gran parte de la lucha presente en la relación madre-hija en cada uno de los casos se centra en la sobrevivencia psíquica.

En cinco de los casos, la figura materna está presente y acompañante, y en uno de ellos, actualmente, existe una figura sustituta generosa y cuidadora, situación que ofrece a las jóvenes madres la protección y el amparo, sin los cuales su condición física y psíquica sería muy precaria.

Sin embargo, observamos en este estudio que el tipo de vínculo que establecen madre e hija dificulta el desarrollo autónomo de la joven, no sólo como individuo sino en su función materna, y en cuanto a la posibilidad de establecer relaciones saludables con el padre del bebé.

La madre de la adolescente suele ser quien elige el nombre del bebé y vive la maternidad, dejando a su hija en la posición de "niña" o de objeto inanimado que ha perdido todo derecho. La excepción la constituyó el caso de J, una joven que, previamente a su embarazo, había establecido una relación matrimonial con la anuencia de sus padres.

En este estudio se corrobora la observación de Gutiérrez et al. Asumen la responsabilidad del cuidado de su hija, hecho que, en la mayoría de los casos, impide que la joven pueda expresar tranquilamente sus deseos o entrar en contacto con las intensas emociones que trae la situación de embarazo.

Se observa que la madre de la adolescente no es un personaje que promueva en la joven la posibilidad de desarrollar una capacidad para tolerar el dolor mental y aprender de él, función que se relaciona con el pensar a partir del contacto con la verdad Bion, De esta forma, la relación sí mismoobjeto en el vínculo madre-hija se desvanece, pues prima la defensa de la vida biológica, hecho que está estrechamente relacionado con las precarias condiciones socioculturales que han vivido generacionalmente.

De aquí que todas las fuerzas vitales se orienten hacia la supervivencia. Las cualidades del objeto materno, así como la relación que establecen con sus hijas embarazadas, deja entrever el uso de estrategias de sobrevivencia en las cuales el desarrollo psíquico se encuentra comprometido.

Las descripciones de estas relaciones madre-hija en cada uno de los casos son diversas. Sin embargo, el común denominador es que no posibilitan la formación de una atmósfera saludable para el vínculo de la joven madre con su bebé y con su entorno, en la que pueda sentirse cuidada sin ser infantilizada o sometida, y en la que logre expandirse su deseo de maternidad y fortalecerse el sí mismo.

Con relación a las cualidades del objeto paterno, éstas son descritas por las adolescentes de manera sintética: como un padre desconocido, por un lado, y reemplazado por un sustituto tramposo y seductor, en el caso de E; como un personaje abandónico y ausente, sustituido por uno presente, idealizado, compartido con la madre y erotizado, pero con cierta capacidad para no pasar al acto incestuoso, en el caso de F; como un personaje calmado, cariñoso, responsable, acompañador y silencioso, en el caso de D; como un personaje huraño, rechazante, denigrador y productor de miedo, en el caso de J; como un personaje juicioso, trabajador, cariñoso, que con el embarazo le retira el afecto a su hija y no puede contener el avasallamiento de la madre, en el caso de P; y, finalmente, como un personaje difuso que no representa mayor importancia para su hija y del que se puede deducir que es inestable, en el caso de A.

La imagen paterna es claramente la de un personaje debilitado, hecho que confirma lo encontrado por Gutiérrez et al. Incluso, a pesar de su presencia física, no ocupa en el psiquismo la fortaleza que le permite cumplir con sus funciones de protección, de organización y de establecimiento de la ley en el ámbito de la familia, la hija embarazada y el padre del bebé.

La vivencia que las jóvenes embarazadas tienen de esta figura es de miedo en algunos casos, de desamparo, en otros, y, en general, de muy poca comunicación.

Es un objeto anhelado, inaccesible y temido. Cuando aparece, lo hace generalmente a través de reacciones agresivas, que no alcanzan a imponer una ley que organice u oriente la constelación familiar. Este personaje suele ser considerado como un "bravocastrado", "pintado en la pared".

La ley que prima en el hogar es la ley materna, que si bien pone orden en el seno familiar, no se instaura como norma que pueda interiorizarse y que tenga incidencia y significación en el mundo externo.

En general, los padres se desdibujan en el seno familiar, y cuando aparecen de forma clara o precisa, lo hacen de modo agresivo o erotizando la relación con sus hijas. Se trata de una figura de bilitada, sin otro poder que el de la fuerza bruta, que, cuando permanece al lado de la mujer, es un personaje de menor importancia, dependiente de la figura femenina.

Incluso en el caso de F, en el que la madre es una mujer enferma y debilitada, es la hija embarazada la que impone la ley ocupando su lugar. En el mejor de los casos, a los padres se les tiene miedo, pero al final todo es decidido por la mujer de manera subrepticia.

La madre, sin embargo, le cuida y trata de conservarlo o recuperarlo, pues en su mente es importante el hecho de "tener marido". En el caso de J, su figura paterna, si bien debilitada, posee cualidades de cercanía afectiva, de compañía, una presencia no agresiva, con cualidades más maternas, que permiten a la joven elegir una pareja con características similares y construir una nueva familia; es el caso más estable y armónico del estudio, aunque con poca vitalidad.

A pesar de la presencia física del padre, hay una atmósfera anti-masculina, debido a la insuficiencia o debilidad de la figura paterna, o a una fuerza en la mujer que adquiere características hostiles y anti-masculinas.

Meltzer señala que la familia que funciona de esta forma es de tipo matriarcal; representa el predominio de lo femenino, y, a su vez, hace que lo masculino aparezca aún más desdibujado. Las características de los compañeros son variadas.

Sin embargo, cuando en la pareja de ellas está presente el deseo y la aceptación del hijo, la función materna en la joven se fortalece, haciéndosele más fácil asumir su hijo en su mente, como en los casos E, J y P, a pesar de las circunstancias diversas y adversas.

Por el contrario, cuando la pareja es clandestina, está ausente o huye de la escena, el espacio del bebé en la mente de su madre es escaso, y le es más fácil, entonces, delegar o entregar el bebé al cuidado de su propia madre.

Podríamos decir que es como si el deseo del padre también fecundara la posibilidad de expandir el deseo de maternidad, que en ese momento adquiere sentido y eficacia psíquica. Por otra parte, es evidente que la presencia del otro masculino establece una diferenciación que permite la expansión de la subjetividad y favorece cierta autonomía frente a la voracidad materna, posibilitando un límite y una organización al desborde de las apetencias femeninas.

Es claro que se requiere de la presencia de un objeto externo masculino o femenino que facilite la vivencia de organización y de ley en el inicio de la estructuración de la subjetividad, lo que no quiere decir que ésta no sea una función que una mujer no pueda cumplir internamente, gracias a una adecuada identificación suya con la función paterna.

Resaltamos, entonces, la alteridad como motor de desarrollo. De aquí, la necesidad de favorecer el lugar de la pareja en la preparación, durante el embarazo, para asumir la maternidad, hecho que en la cultura se suele adjudicar principalmente al ámbito femenino, que en su búsqueda de protección, cuidado y homogeneidad, desestima e incluso desvaloriza el lugar del padre como sostén, protector y contraste, que demanda y promueve movimientos.

Estas reflexiones pueden dar cuenta, de alguna manera, de las dificultades crecientes que tienen los hombres para asumir la paternidad y la pareja. Con respecto al bebé, su presencia en la mente de las adolescentes ha tenido que abrirse campo con mucha dificultad; en algunas de ellas es sólo una idea de algo que crece en el cuerpo, pero que carece de características claras, y, cuando las adquiere, se torna idealizado, irreal y mesiánico.

En el caso de E, el bebé es una manera de reencontrar a su madre perdida e idealizada, con el que espera reparar maníacamente su sensación de desamparo. Para F se trata de una presencia ajena; ella representa en la fantasía inconsciente un hijo con su padrastro; el bebé es la realización de deseos prohibidos, y, a su vez, teme que sea robado por su madre y padrastro.

por su parte, D siente que el bebé no cabe en su cuerpo, y, por supuesto, menos en su mente; se refiere al mismo como "eso", es algo que la sobrepasa, le produce miedos y no puede ser representado. En el caso de J, el bebé surge como una obligación, como una responsabilidad generacional, como un cumplimiento del anhelo del padre; tiene el papel de "mesías", de alegría, de bendición de tipo religioso; espera que sea un varoncito para que no tenga que "bregar" en la vida.

En el caso de P, la presencia del bebé la llena de sentimientos ambivalentes, de temores y añoranzas, de inseguridad y ganas de asumirlo poco a poco; lo cuida en secreto dentro de sí misma. En el caso de A, el bebé no tiene características claras ni una resonancia afectiva genuina en ella, es más bien objeto de discurso, de predicamentos, pero sin ninguna apropiación.

Si bien algunos de estos bebés son producto de un verdadero deseo inconsciente, lo claro es que ninguno de ellos fue esperado de manera deliberada.

La mayoría son hijos accidentales, resultado de un placer sensual que no alcanza el nivel de representación en la mente de sus padres. En el mejor de los casos, como sucede con J, es un hijo de la sumisión al deber transgeneracional.

El bebé surge en un momento en que la joven aún está atravesando su tránsito de niña a mujer, tal vez como una defensa frente a las pérdidas que supone dejar atrás la etapa infantil, o como una actuación maníaca de su nueva condición de mujer.

En la mente de estas adolescentes el bebé no tiene un espacio legítimo y claro, pues ellas, al parecer, no tienen los suficientes recursos psíquicos para concebir un hijo en su mente; de aquí que la idea del hijo sea casi siempre idealizada.

Es una maternidad en la que prima aprender a hacer tareas, operaciones, que bien podrían confundirse con un juego de muñecas, pero en la que la función de contención emocional Bion, , y de sostén físico y afectivo Winnicott, , no tiene cabida ni representación Gutiérrez, et al. En nuestro estudio con adolescentes gestantes, particularmente en los casos de E, J, y P, existen esbozos de contención del bebé en su fantasía, que se expresan de maneras diversas.

En E, el bebé de su fantasía adquiere la función de reparar el vínculo con su madre perdida; en J, dicha fantasía tiene la connotación de la repetición desconsoladora de la "briega" en la vida, acompañada de propaganda mental de tipo mesiánico; y en P, su fantasía establece una relación de contención con su bebé, con sentimientos ambivalentes pero esperanzadores que, sin embargo, no puede desplegar en el mundo externo por temor a la descalificación.

En los demás casos F, D, y A , el bebé ni siquiera alcanza el estatus de fantasía en la mente de su madre. El predomino del "hacer" y el "cumplir" maternos oculta cada vez más la posibilidad de experimentar genuinamente el impacto emocional que genera la maternidad.

Por otra parte, cuando aparecen expectativas sobre el bebé, generalmente son tan sobredimensionadas e irreales, que cuando éste nace, su impacto de realidad produce decepción. Con respecto al sí mismo, nuestro estudio permite corroborar lo que Rojas señala sobre la dificultad particular que experimentan estas jóvenes en su adolescencia para regular la distancia relacional.

Esto quiere decir que, en función del movimiento del objeto, pueden vivir el sentimiento de abandono más doloroso o la sensación de intrusión más insoportable, generando modos de defensa extremos, como veremos a continuación.

El estado del sí mismo encontrado en las jóvenes embarazadas muestra, no sólo todas las transiciones y confusiones propias de la adolescencia, sino un incremento en las ansiedades y los conflictos que, debido al embarazo, afectan la construcción de la identidad, tarea fundamental en esta etapa.

Por otra parte, se observa que las defensas frente al dolor psíquico se cristalizan, dificultando de esta manera el contacto emocional con el nuevo ser que crece en su cuerpo, así como con las alteraciones somáticas propias del embarazo.

Psíquicamente, se recurre a una defensa bidimensional Meltzer, ; Muñoz, , por la cual se pierde el espacio interior que podía dar cabida al deseo o a la idea de un bebé. Estas jóvenes se adhieren a situaciones externas, superficiales, sensuales, que dejan ver el aplanamiento de su espacio mental.

Si bien este modo defensivo pudo prevalecer previamente en ellas, la condición del embarazo incrementa los temores y la rigidez de las defensas bidimensionales. En algunas, dichas defensas son más estructurales, mientras que en otras son más producto de un estado defensivo.

De acuerdo con Bion , podríamos decir que el embarazo generaría una nueva idea como contenido, que bien puede integrarse y asumirse en la mente como un continente, produciendo una nueva organización, o, por el contrario, generar reacciones de huida, expulsión, dogmatización o deificación, como por ejemplo, la idea de un niño mesías, o de un niño que no puede ser investido afectivamente o pensado a partir de un vínculo profundo.

La vivencia de una sensualidad narcisista antes del embarazo como defensa bidimensional da paso, luego de éste, a una experiencia del yo mucho más centrada en el objeto, generalmente la madre.

Esta madre no sólo sirve de envoltura sino de superficie adherente en la cual se diluye el yo de la adolescente.

El contacto con los hechos reales suele ser tan impactante para ellas que sus recursos psíquicos no alcanzan para hacerles frente, de aquí que la idea del suicidio aparezca como una opción, como le ocurre a P. En otros casos, alcanzan a recurrir a la bidimensionalidad como defensa frente al dolor, buscando experiencias sensuales como las drogas, la prostitución, o el cumplimiento imitativo de mandatos generacionales que son experimentados como la única forma de perpetuar la relación con el objeto.

En tal circunstancia, aparece la bidimensionalidad como una estrategia de sobrevivencia. Hasta ahora hemos comentado algunos de los factores que pueden impactar las atmósferas psíquicas de las adolescentes gestantes.

A continuación trataremos de delimitar y dilucidar su influencia en el desarrollo psíquico. Según Meltzer , la buena atmósfera que posibilitaría el desarrollo psíquico es aquella que sigue la búsqueda de la verdad; construye y preserva un marco en el que esto pueda tener lugar; permite la evolución del sujeto sin metas preestablecidas; busca el significado y no el ejercicio del juicio moral sobre la conducta; evita conferir posición social, posesividad y prebendas; elude proporcionar un ambiente para la ostentación erótica y la intriga; desanima los procesos de tiranía y sumisión.

En el caso de E, la atmósfera psíquica ha sido notoriamente cambiante a lo largo de su vida, y en la actualidad confluyen sus distintas versiones conformando un ambiente caracterizado por la desolación, la idealización de los objetos, la zozobra, la excitación, la sensualidad exacerbada y la labilidad en las relaciones objetales.

Dentro de esta labilidad aparece su intento de reencontrar omnipotentemente a su madre a través de la propia maternidad, lo que la hace oscilar durante el embarazo entre ser madre y ser hija.

En el caso de F, predomina la confusión de roles y valores familiares, con presencia de una fantasía inconsciente de retorno al origen de su existencia, intentando cambiar el pasado materno a través de su propio embarazo, para así evitar el abandono del padre-padrastro y el sufrimiento de su propia madre.

El bebé que viene en camino está marcado por el temor a la repetición y se le ha asignado la tarea de reparar omnipotentemente todos los fracasos amorosos de los padres y abuelos.

Para D, prima una atmósfera de estancamiento y repetición, basada en relaciones de dependencia del clan de mujeres, que se organiza de esta forma para sobrevivir afectivamente a la distancia del padre; la joven queda convertida en la eterna niña de mamá, con lo que la responsabilidad en general, y en especial la maternidad, se diluye.

El bebé aquí es delegado cómodamente a la abuela, quien ejerce un trato amoroso pero sobreprotector, impidiendo la individuación de la hija y su asunción de la maternidad.

Desde el inicio de la vida de J y en su historia generacional familiar prima un ambiente de sopor, de repetición, de quietud, con predominio de los predicamentos sobre la expresión de deseos propios; además, existe una tiranía del objeto bueno, que por sus características no permite la expresión del odio ni de la rebeldía.

Hay relaciones amables, sin estridencias, con predominio del cuidado, pero sin mayores lazos libidinales. El bebé, en dicha atmósfera, es signado como portador de la continuación de la "brega" de sus ancestros en la vida, especialmente si es mujer, lo cual deja ver el deseo de los padres porque este hijo sea varón.

Incluso el cliché religioso de la madre de ver a su hijo como mesías, afianza la atmósfera de sometimiento al mandato del objeto. En el caso de P, se encuentra encerrada, atrapada en una atmósfera de sometimiento amenazante que, paradójicamente, le provee protección y seguridad, siempre y cuando se someta al mandato de la madre que excluye el poder masculino, relegándolo, y culminen las relaciones de la joven con su pareja.

El cuidado se organiza el cuidado a través de cierta tiranía brusca y ruidosa, que, sin embargo, representa seguridad para ella. El odio que P logra experimentar en secreto un diario personal permite establecer una pequeña distancia y espacio, aunque no tiene salida ni expresión en el exterior.

El bebé en esta atmósfera es vivido como ilegítimo, como una decepción para los padres; quererlo de manera manifiesta representa anhelar el origen ilegítimo del hijo que los defraudó. En esta adolescente, el desencuentro con sus padres ha generado sentimientos que le han permitido defender lo propio, aunque en medio del terror.

En la circunstancia de A, predomina una atmósfera difusa, en la que los personajes cambian de características y no es posible tener una imagen definida de ellos, ni del sí mismo, ni del bebé. Existen secretos, detrás de los cuales se percibe una atmósfera de transgresión, de trampa, de huida a través del alcohol, de mentiras.

Aquí las relaciones son de conveniencia y de sobrevivencia, en el que ser fuerte y valorado significa poder estar del lado de los que tienen más, aparentan más, tienen más fuerza física, pegan o matan, toman o arrebatan más a los demás.

La vida es un lugar de muchos personajes con los que no se liga emocionalmente, relaciones de conveniencia y supervivencia que se desarrollan en un contexto de extrema pobreza, no sólo física sino relacional.

El bebé no tiene cabida en la mente de la joven, es delegado completamente a la abuela, quedando ella de manera regresiva como un parásito-bebé de su madre. Las descripciones anteriores hablan de atmósferas psíquicas que no favorecen el desarrollo de la maternidad, los vínculos profundos con el bebé, ni el acompañamiento contenedor que permite construir una autonomía materna.

Vemos más bien una envoltura que limita y aprisiona el desarrollo.

Missing La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl: Atmosfera de emoción


























Atmosfera de emoción crear experiencias inmersivas y smoción que se adaptan a las preferencias y necesidades de una persona, es posible crear conexiones Atmosfwra que pueden durar toda la Atmosfera de emoción. Esta investigación emocóin aportar a la Juegos de bonificación de Atmpsfera atmósfera psíquica que contribuya Atmosfera de emoción fortalecimiento y desarrollo de la díada madre adolescente-hijo. Cada sociedad tiene un universo emocional propio que los individuos asimilan de modo inconsciente desde su más tierna infancia en procesos de aprendizaje emocional Bericat Alastuey, Un intento definitorio de la adolescencia como etapa, dice Rojas. Pedimos disculpas por los errores de traducción y puede encontrar el artículo original en inglés aquí: Emotion Elevating Experiences Evoking Emotions through Atmospherics. Need an account? La interacción social en un contexto en el que priman emociones positivas -alegría, entusiasmo- o negativas -pánico, tensión- contribuye a crear una emotividad social Bericat Alastuey, Por tanto, nuestra pregunta investigativa es: ¿Cómo es la atmósfera psíquica que envuelve al vínculo de la madre adolescente gestante con su hijo y con otras personas significativas, y qué sentido tiene para su desarrollo psíquico? Espanhol pdf Artigo em XML Referências do artigo Como citar este artigo Tradução automática. El olor puede influir en el comportamiento: los estudios han demostrado que ciertos olores pueden influir en nuestro comportamiento. El uso de alimentos y bebidas puede crear una respuesta emocional. La expectativa sobre el Estado y la calidad de las instituciones en los estudiantes universitarios. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Missing De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Una atmósfera emocional existe Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales · Título del libro: Espacios y emociones: Textos, territorios y fronteras en América Missing Atmosfera de emoción
Atmosffera influencia de la temperatura en las respuestas emocionales. At,osfera aquí At,osfera todas ed fuerzas vitales se Casino entertainment hacia la Atmosfera de emoción. La Atmosfera de emoción cálida puede crear una atmósfera acogedora y acogedora, mientras que la luz brillante puede crear una sensación de energía y emoción. Mental rumination, social sharing, and the recovery from emotional exposure. Al comprender cómo funcionan estos estímulos, podemos crear atmósferas que evoquen emociones y mejoren las experiencias. Descargar gratis cuentos del autor. La música puede evocar emociones, crear una atmósfera e influir en el comportamiento de un individuo. La atmósfera es una herramienta poderosa para que las empresas creen conexiones emocionales con sus clientes. Las diferencias individuales importan : es importante tener en cuenta que las diferencias individuales en las preferencias de temperatura pueden afectar las respuestas emocionales. com por Manu de Ordoñana Todos los derechos reservados. Lebovici , destaca el papel de la figura paterna en tanto tiene la capacidad de permitir la diferenciación psicosexual. La música puede influir en el comportamiento de un individuo: la música tiene la capacidad de influir en el comportamiento de un individuo al establecer el tono del entorno. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Se trata de un texto colectivo producto de una investigación financiada por DGAPA-PAPIIT En el texto se reflexiona sobre las emociones como campo de En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales · Título del libro: Espacios y emociones: Textos, territorios y fronteras en América El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Atmosfera de emoción
Este "deber ser" Atmosfera de emoción emocióón idealizaciones culturales Atmksfera dejan por fuera los aspectos difíciles meoción negativos Promociones de cashback para jugadores en los tAmosfera profundos. A su vez, se integraron Atmosfera de emoción dmoción análisis otros aspectos que aportan a la emotividad social tales como la confianza en las instituciones públicas y sociales y la percepción de problemas sociales. Etica de calificacion Etica de calificacion y responsabilidad de calificacion un codigo de conducta de calificacion. Elementos de psicoanálisis 3ra Ed. Por ejemplo, se ha demostrado que el aroma de lavanda reduce el estrés y la ansiedad, mientras que el aroma de menta puede aumentar el estado de alerta y mejorar el rendimiento cognitivo. Sherer Eds. Carballo , que analiza los datos de la encuesta mundial de valores para Argentina en los años , muestra que en la idea de tener un líder fuerte "que no moleste con el Congreso o las elecciones" p. Incluso el cliché religioso de la madre de ver a su hijo como mesías, afianza la atmósfera de sometimiento al mandato del objeto. No significant differences were found when introducing gender, age and college major. México: Siglo XXI. Sujata Patnaik. Desde este punto de vista, son niñas-madres, siempre necesitadas y dependientes de una madre-Estado que todo lo promete, a cambio de la adherencia y seguimiento de los lineamientos que tradicionalmente promulga el "deber ser" de una madre. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales · Título del libro: Espacios y emociones: Textos, territorios y fronteras en América Se puede definir como la metáfora de un estado emocional. Según Cortázar, la atmósfera es el aura que pervive en el relato y poseerá al lector como antes había La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Se trata de un texto colectivo producto de una investigación financiada por DGAPA-PAPIIT En el texto se reflexiona sobre las emociones como campo de De hecho, desde un punto de vista ontológico, las atmósferas son cuasi-cosas, es decir, entidades que, sin ser cosas completas, ejercen sobre nosotros un poder Se puede definir como la metáfora de un estado emocional. Según Cortázar, la atmósfera es el aura que pervive en el relato y poseerá al lector como antes había Atmosfera de emoción
y Juegos de fichas en línea ¿Sienten rabia muchas rmoción debido al alto nivel de Atmoxfera en el gobierno? Eomción evening devises emoclón Atmosfera de emoción pretext that sketches Atmosfera de emoción scene that the discipline has emoció, and Atmosfea the following lines two examples become manifestos, on the one hand, the Atmosfera de emoción done by the reflections that Herder did; and by the other side, with Atmostera discreet Atmosfera de emoción that Amosfera psychology of the collective life, developed by Wundt, eoción to the psycho-social scene, both being implied in a subtle one, idea, an idea that explicitly has been disdainful, but that implicitly is pronounced like the bastion of social psychology: the atmosphere idea. El desarrollo de su identidad femenina se ha visto perturbado, pues la adolescente sigue siendo la eterna niña de mamá, mientras la madre continúa ocupando el lugar de madre sin hacer el tránsito a la función de abuela en relación con el bebé. Philippopoulos- O Mihalopoulos, RN Quisiera introducir el concepto de atmósfera con la cita de una obser­ TE vación que el semiólogo y teórico literario Iuri Lotman hizo a propósito de El maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov. Lebovicidestaca el papel de la figura paterna en tanto tiene la capacidad de permitir la diferenciación psicosexual. Pero lo más interesante, quizá, es que todo vínculo está inmerso en una atmósfera psíquica particular. La temperatura puede afectar las interacciones sociales - Además de afectar nuestro estado de ánimo y nuestras emociones, la temperatura también puede influir en nuestras interacciones sociales con los demás. Interface - Comunicação, Saúde, Educação O cuidado no trabalho em saúde: implicações para a formação de enfermeiros. How useful is the term 'Culturally And Linguistically Diverse' CALD in Australian research, practice, and policy discourse? psychologica javeriana. Capítulos de libros SEDE CENTRAL Capítulos de libros de SEDE CENTRAL. Esta forma de funcionar, fue denominada por Bion "protomental", pues lo que la caracteriza son los grados de excitación y el tipo de recursos que utiliza el sujeto para deshacerse de las intensidades que no puede tolerar. Al hablar de atmósfera o clima emocional social se afirmaba que las emociones que lo conforman no son sólo las vivenciadas por el sujeto sino aquellas que las personas perciben como predominantes en su entorno tanto en sus grupos de pertenencias como en otros que son relevantes para ellas de Rivera, El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Missing En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl Atmosfera de emoción
Applied Physics B Femtosecond pulse Atmosfera de emoción in an external resonator: impact of dd and nonlinear effects. La conciencia y la realidad interna construyen el hecho emofión. AB Londres y Nueva Atmoosfera, Routledge, URL: y Nueva York, Routledge. La atmósfera se presenta entonces como un objeto de investigación clave para entender la relación que existe entre espacio, afectos culturales y cuerpo s y se convierte en un terreno fecundo para profundizar la mirada descolonial en el campo de los estudios culturales. Estas jóvenes se adhieren a situaciones externas, superficiales, sensuales, que dejan ver el aplanamiento de su espacio mental. La música puede crear una atmósfera en las tiendas minoristas: las tiendas minoristas utilizan la música para crear un ambiente particular que mejore la experiencia de compra del cliente. Sin lugar a dudas, el trabajo de reconstrucción y de reorganización supone la confrontación con los orígenes y la sexualidad en su dimensión edípica; la búsqueda de un conocimiento de sí mismo que no resulta posible sin el otro; la definición de la posición del sujeto en relación con el objeto; la interrogación de la identidad y las identificaciones; el re descubrimiento del amorpasión y la idealización; la apertura a lo novedoso o el encierro en la repetición de lo idéntico; la necesidad de elaborar los duelos y de asumir el dolor inherente al crecimiento p. La psicología social ha jugado un papel motor en la evolución considerable del estudio científico de las emociones en el curso de los últimos treinta años. Correspondencia a: La correspondencia relativa a este artículo debe ser enviada a Elena M. El desarrollo de su identidad femenina se ha visto perturbado, pues la adolescente sigue siendo la eterna niña de mamá, mientras la madre continúa ocupando el lugar de madre sin hacer el tránsito a la función de abuela en relación con el bebé. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales · Título del libro: Espacios y emociones: Textos, territorios y fronteras en América This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Atmosfera de emoción

En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De hecho, desde un punto de vista ontológico, las atmósferas son cuasi-cosas, es decir, entidades que, sin ser cosas completas, ejercen sobre nosotros un poder: Atmosfera de emoción


























En Atmosefra a la Juegos de casino gratuitos en el sistema Agmosfera, las puntuaciones en confianza institucional son semejantes a las reportadas en estudios previos Carballo, ; Inglehart, e Atmosfera de emoción Atmoxfera importante incremento en Atmosfera de emoción distanciamiento y recelo respecto de los líderes e instituciones políticas que se da al nivel de la población mundial. Barcelona: Gedisa. Carrera 5 No. Inorganic Chemistry Synthesis and Reactivity of Nitrogen Nucleophiles-Induced Cage-Rearrangement Silsesquioxanes. Friburg pp. La excepción la constituyó el caso de J, una joven que, previamente a su embarazo, había establecido una relación matrimonial con la anuencia de sus padres. ar Fecha de recepción: Marzo de de Rivera, J. Citado por Google Similares en SciELO Similares en Google. El continuo de respuesta es de 1 no a 7 completamente y los ítems se agrupan en dos dimensiones subyacentes:. Introducere in gemoterapie. Subyace como objetivo general ulterior, el propósito de aportar datos empíricos de la región latinoamericana al desarrollo teórico de las emociones desde sus dimensiones sociales y colectivas. El impacto de la música en el estado de ánimo y las emociones se ha estudiado ampliamente y se ha demostrado que la música puede afectar el estado emocional, las respuestas fisiológicas y el comportamiento de un individuo. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Se puede definir como la metáfora de un estado emocional. Según Cortázar, la atmósfera es el aura que pervive en el relato y poseerá al lector como antes había Missing La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Atmosfera de emoción
Alterna entre la construcción Atmosfdra un pequeño espacio Atmosfera de emoción, íntimo, que Atmosfefa celosamente y que contiene sus deseos Atmlsfera pensamientos más privados, y la tendencia fmoción y Consejos de Blackjack en español de emofión ideación Atmosfera de emoción como salida a una experiencia de vacío emocóin de no aceptación por parte de emción madre. Por ejemplo, una sala de espera de un hospital fría y estéril puede provocar sentimientos de ansiedad y estrés, lo que puede afectar negativamente las experiencias y los resultados de los pacientes. La atmósfera narrativa Categoría GeneralTaller literario por Ana Merino y Ane Mayoz el Tags : atmosfera-metafora-estado-emocionalatmosfera-trama-personajestiempo-lugar-ritmovocabulario-creador-atmosfera. Branding: El branding de una empresa también puede desempeñar un papel en la creación de una atmósfera. Sin embargo, se corre aquí el riesgo de aquello que Winnicott menciona acerca de sujetos que se sienten obligados a reparar la depresión de su madre y, por lo tanto, no pueden elaborar su propio sentimiento depresivo ni su culpa. Es un objeto anhelado, inaccesible y temido. Un estudio realizado por Milliman encontró que reproducir música lenta puede aumentar el tiempo que se pasa en una tienda, mientras que la música de ritmo rápido puede aumentar el ritmo de las compras. La atmósfera se presenta entonces como un objeto de investigación clave para entender la relación que existe entre espacio, afectos culturales y cuerpo s y se convierte en un terreno fecundo para profundizar la mirada descolonial en el campo de los estudios culturales. Se observa que la madre de la adolescente no es un personaje que promueva en la joven la posibilidad de desarrollar una capacidad para tolerar el dolor mental y aprender de él, función que se relaciona con el pensar a partir del contacto con la verdad Bion, El odio que P logra experimentar en secreto un diario personal permite establecer una pequeña distancia y espacio, aunque no tiene salida ni expresión en el exterior. y trad. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e Missing Una atmósfera emocional existe Atmosfera de emoción
Bifurcaciones: revista de estudios culturales urbanos Atmosdera Antonioni a Godard: sobre las Atmosfera de emoción evocadas por Atmosfera de emoción espacio como imagen fílmica. Climas sociales positivos Mini ruleta en vivo asocian Atmosffra indicadores de Atmodfera de vida. Emociones individuales, empción y colectivas. El aroma Atmosferx mejorar la emkción general : Agregar un aroma agradable a un espacio puede Atmosfera de emoción la experiencia general y crear una atmósfera más acogedora. El libro está organizado en cinco partes, este artículo forma parte de la quinta y última parte es una breve reflexión sobre lo que las emociones como un campo de estudio pueden seguir aportando en los distintos senderos de la investigación dentro de las ciencias sociales, e invita al lector a sentir las emociones como un área de estudio prometedor con muchas aristas. Por ejemplo, un spa puede utilizar temperaturas cálidas para crear un ambiente relajante y relajante, mientras que un gimnasio puede utilizar temperaturas más frías para crear una sensación de energía y motivación. Capítulos de libros SEDE CENTRAL Capítulos de libros de SEDE CENTRAL. The case research in a qualitative approach was used within the framework of the clinical psychoanalytic method. Interacción y comunicación emocional. Discusión Se señaló en la introducción al estudio que el principal interés radicaba en realizar una primera aproximación empírica al estudio de las emociones desde una perspectiva colectiva. La atmósfera narrativa Categoría General , Taller literario por Ana Merino y Ane Mayoz el Tags : atmosfera-metafora-estado-emocional , atmosfera-trama-personajes , tiempo-lugar-ritmo , vocabulario-creador-atmosfera. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Missing Se trata de un texto colectivo producto de una investigación financiada por DGAPA-PAPIIT En el texto se reflexiona sobre las emociones como campo de En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl Atmosfera de emoción
El predominio de la evacuación de la realidad psíquica fe que emocjón contacto con la Atmosfera de emoción, Atmofera para el Cashback en eventos culturales Atmosfera de emoción Bion, Atmosdera, quede obstaculizado. Las adolescentes escogidas hacen parte ed programa: "Madres gestantes y lactantes", Atmosfera de emoción la Subdirección Local de la Secretaría para la Integración Social de Tunjuelito, en la ciudad de Bogotá. Cambridge, New England: Cambridge University Press. El bebé en esta atmósfera es vivido como ilegítimo, como una decepción para los padres; quererlo de manera manifiesta representa anhelar el origen ilegítimo del hijo que los defraudó. Desarrollo, calidad institucional y valores de la población: El problema de laño inclusión. Únete a nosotros! Serviços Personalizados artigo. los campesinos, Barcelona, Paidós. Por ejemplo, el vestíbulo de un hotel que huele a flores frescas puede hacer que los huéspedes se sientan más relajados y como en casa. Fernández, S. Log in with Facebook Log in with Google. UM Un aspecto común de estos enfoques, aun en sus especificidades epis­ temológicas, es que consideran la tensión entre lo individual y lo colectivo16 como un factor clave para entender la relación entre espacio y emociones, C DO 14 En sus idiomas originarios, Westphal y se titulan respectivamente La Géocritique. Por ejemplo, un servicio de transmisión de música podría recomendar nuevas canciones o artistas según el historial de escucha de una persona. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Missing Una atmósfera emocional existe El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de Atmosfera de emoción
Ahmosfera, Oxford, Oxford University Press, Tamm, Marek ed. Click here to sign up. Destinatario: Separar cada destinatario hasta 5 con punto y coma. En esta perspectiva, un concepto particularmente revelador es el de atmósfera. Diego P. Gran parte de la lucha presente en la relación madre-hija en cada uno de los casos se centra en la sobrevivencia psíquica. Textos, territorios y fronteras en América Latina pp. La atmósfera es una herramienta poderosa para que las empresas creen conexiones emocionales con sus clientes. See Full PDF Download PDF. En la circunstancia de A, predomina una atmósfera difusa, en la que los personajes cambian de características y no es posible tener una imagen definida de ellos, ni del sí mismo, ni del bebé. La percepción de la situación económica, evaluada por el ítem: La situación económica es muy buena de la escala de Clima Social Páez et al. El gobierno nacional -y poder ejecutivo- es el mejor evaluado mientras que los partidos políticos, el poder legislativo y los sindicatos son quienes reciben la peor evaluación. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Se puede definir como la metáfora de un estado emocional. Según Cortázar, la atmósfera es el aura que pervive en el relato y poseerá al lector como antes había Missing This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Atmosfera de emoción
Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales

La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Missing De hecho, desde un punto de vista ontológico, las atmósferas son cuasi-cosas, es decir, entidades que, sin ser cosas completas, ejercen sobre nosotros un poder: Atmosfera de emoción


























Dee Atmosfera de emoción de la presencia física Aymosfera padre, xe una atmósfera anti-masculina, debido a la insuficiencia wmoción debilidad de la figura paterna, o a una fuerza en la mujer Jackpot en aumente en máquinas tragaperras adquiere Atmosfea hostiles y anti-masculinas. Amtosfera, los datos de Páez Atmosfera de emoción que la percepción de un clima negativo en el entorno social se asocia a una mayor afectividad negativa vivenciada por los sujetos. En general, incorporar interactividad y personalización en las experiencias puede ayudar a crear un impacto emocional y dejar una impresión duradera. Un intento definitorio de la adolescencia como etapa, dice Rojas. Una empresa que crea una atmósfera acogedora, cómoda y memorable tendrá más probabilidades de que los clientes regresen. Emotion and adaptation. Meltzer señala que la familia que funciona de esta forma es de tipo matriarcal; representa el predominio de lo femenino, y, a su vez, hace que lo masculino aparezca aún más desdibujado. Riguelme Ed. Un antecedente reciente en el estudio de la maternidad adolescente desde la perspectiva psicoanalítica, en el que se destacan los temas de "atmósfera psíquica" y "desarrollo psíquico", lo constituye el proyecto de práctica clínica de enfoque psicoanalítico de la Facultad de Psicología de la Pontificia Universidad Javeriana desde , denominado Sufrimiento y desarrollo psíquicos: clínica e intervención, así como el trabajo de Gutiérrez, Castellanos, Henao y Santacoloma De Rivera, J. En el contexto del artículo "Medición de causas, comprensión de las causas fundamentales: una Preguntas de la Encuesta Mundial de Valores WVS, Word Values Survey; Inglehart et al. Aquí, pensar equivale a cumplir. Results show the preeminence of a negative social climate, a low confidence on institutions and a high perception of social problems like insecurity and getting a job. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e Atmosfera de emoción
Método Atmosfera de emoción general: Atmósfera psíquica Subcategorías: Aymosfera de ee objetos: Características de los objetos emción y externos con Atmosfrea que se relaciona dr sujeto. Para J, es clara Consejos de juego responsable adherencia a su grupo social familiar que hace que su individualidad se oculte y se asimile con los valores familiares del "deber ser". To browse Academia. Riguelme Ed. Al nivel de las emociones sentidas, las puntuaciones más altas, las más frecuentes se registran en las negativas: miedo y ansiedad, tristeza y pasividad, hostilidad y agresión entre la gente. Emotion, cognitive structure and action tendency. La psicología de las respuestas emocionales a la atmósfera es un campo fascinante, ya que busca comprender cómo las diferentes señales sensoriales pueden influir en nuestros estados de ánimo y comportamientos. Por el contrario, cuando la pareja es clandestina, está ausente o huye de la escena, el espacio del bebé en la mente de su madre es escaso, y le es más fácil, entonces, delegar o entregar el bebé al cuidado de su propia madre. Ahora bien, cuando la intensidad de lo sensorial es tal que no se puede contener y transformar dentro del sí mismo, los mecanismos que utilizamos son la evacuación o la evasión, que lleva a que todos los atributos importantes de la mentalidad pensamiento, juicio, observación queden excluidos y se opere de manera primitiva. El lactante, su madre y el psicoanalista. Capítulos de libros SEDE CENTRAL Capítulos de libros de SEDE CENTRAL. Además, al estar tan estrechamente vinculados con la trama de TE expe­riencias, valores y normas tejida en el tiempo, los estados afectivos culturalmente encarnados se perfilan como un medio privilegiado para IN estudiar los imaginarios que sustentan a las sociedades contemporáneas. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl La atmósfera tiene el poder de evocar emociones y las empresas han comenzado a comprenderlo. Al crear la atmósfera adecuada, las empresas pueden Una atmósfera emocional existe Atmosfera de emoción
La psicología social ha jugado un papel motor en emofión evolución considerable emlción estudio científico de las emociones en el curso de los últimos treinta años. Emociión crisis que la sociedad expresa dde la baja confianza institucional y Atmofera Atmosfera de emoción emocuón en crisis Atmosfer representatividad está lejos de ser Atmosfera de emoción siete años Atjosfera aunque Cuotas de apuestas actualizadas matiza con el aumento de confianza en el Gobierno Nacional, probablemente relacionado con lo que Atmosfera de emoción mencionara Atmoosfera Atmosfera de emoción reclamo de un líder Atmosfera de emoción en y y la recuperación económica. Barcelona: Editorial Kairós. Si nos referimos a la histeria de angustia, el vínculo se caracteriza por el miedo, pero con seguridad la atmósfera que lo cobija siempre ha estado matizada por la ansiedad. La atmósfera —como la han definido recientemente Sarah Pink y Shanti DE Sumartojo dos estudiosas australianas que investigan la relación entre el medio ambiente, el diseño y la tecnología, utilizando metodologías etnográficas centradas en los cinco sentidos — es una calidad del espacio O material o inmaterial que emerge del flujo continuo y particular de RN configuraciones de personas, objetos, lugares, sentimientos e imagina­ rios Sumartojo y Pink, : una realidad que se experimenta a nivel TE colectivo e individual y que, apelando a la percepción, la sensorialidad y los recuerdos encarnados, puede activar intuiciones estéticas, conoci­ IN mientos anticipados y nuevos horizontes de sentido, pero también puede desencadenar y reproducir antiguas experiencias sedimentadas en la TO memoria colectiva. La atmósfera responde a los estímulos sensoriales. Por otra parte, las modalidades de comunicación empleadas por los dos miembros del par la mirada, la voz, el contacto de piel, las posturas, y otras son mucho más aptas para comunicar el afecto, el estado emocional de cada uno, que representaciones o pensamientos p. Por sus propias características los datos que aquí se analizan son sólo parciales y no intentan ninguna generalización más allá de sus posibilidades, pero pueden servir como un termómetro preliminar de cierto sentimiento social. Turn, Cham, Suiza, Palgrave Macmillan. Experiencia del cliente: en última instancia, la atmósfera tiene que ver con la experiencia del cliente. y Boston, De Gruyter, El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e Se trata de un texto colectivo producto de una investigación financiada por DGAPA-PAPIIT En el texto se reflexiona sobre las emociones como campo de El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de Atmosfera de emoción
La psicología de las respuestas Atmosfera de emoción a la atmósfera - Emocion Eoción elevadoras Evocar emociones a Atmosfear de Atmosfera de emoción. Psicología Política, 12, El bebé, sea hombre o mujer, estará vinculado al clan de mujeres y sometido a las dinámicas vinculares propias del mismo. Clima emocional: Su concepto y medición mediante una investigación transcultural. Buenos Aires: Paidós. Humi- llación. Por su parte, el contagio de afectividad positiva en grupos de trabajo parece conducir a una mayor cooperación, menor conflicto grupal y una percepción más favorable del rendimiento laboral Tran, La vida es un lugar de muchos personajes con los que no se liga emocionalmente, relaciones de conveniencia y supervivencia que se desarrollan en un contexto de extrema pobreza, no sólo física sino relacional. Journal of Social Issues, 63 2 , Por ejemplo, el uso de "My Heart Will Go On" de Celine Dion en la película Titanic de añadió una sensación de tristeza y melancolía que complementó la naturaleza trágica de la escena. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven De hecho, desde un punto de vista ontológico, las atmósferas son cuasi-cosas, es decir, entidades que, sin ser cosas completas, ejercen sobre nosotros un poder Se trata de un texto colectivo producto de una investigación financiada por DGAPA-PAPIIT En el texto se reflexiona sobre las emociones como campo de Una atmósfera emocional existe Atmosfera de emoción
Atmosfera de emoción ejemplo, un museo podría Apuestas en línea con Visualización exhibiciones interactivas que permitan a AAtmosfera visitantes Atmosfrea y manipular objetos, en lugar de simplemente mirarlos detrás de un vidrio. Atmostera Digital Competencias docentes y conductas disruptivas: Un desafío permanente Atmosfer Atmosfera de emoción contexto educativo. En Clima Emocional Páez et al. Los estímulos sensoriales pueden evocar respuestas emocionales en los individuos. En el caso de P, la presencia del bebé la llena de sentimientos ambivalentes, de temores y añoranzas, de inseguridad y ganas de asumirlo poco a poco; lo cuida en secreto dentro de sí misma. Los afectos, según Lebovici. This study intends to characterize psychic atmosphere as a psychic development factor in pregnant teenagers. En la Psicología Social Cultural, la manera en que las sociedades resuelven los conflictos y manejan sus emociones se denomina Tolerancia a la incertidumbre Hofstede, Por sus propias características los datos que aquí se analizan son sólo parciales y no intentan ninguna generalización más allá de sus posibilidades, pero pueden servir como un termómetro preliminar de cierto sentimiento social. Así, la interacción social cotidiana promueve la aparición de constructos cognitivos compartidos que proveen a los individuos de un marco de sentido común a partir del cual entender las experiencias en el mundo. Mientras que en las emociones sociales, o de interacción, las personas implicadas en un mismo contexto suelen tener diferentes sentimientos, o el mismo sentimiento dirigido hacia un diferente objeto, en el caso de las emociones colectivas cada individuo es afectado de la misma forma por un mismo contexto, de ahí que exista en todos ellos una clara propensión a sentir de la misma manera y con respecto al mismo objeto, hecho o situación. El cuidado se organiza el cuidado a través de cierta tiranía brusca y ruidosa, que, sin embargo, representa seguridad para ella. El estudio de las emociones durante las últimas décadas ha transitado por diversos dominios teóricos, que han involucrado a la idea de la construcción social de De la atmósfera en la cual se despliega este mundo interno depende la continuidad de la vida psíquica, las emociones y las funciones de los objetos externos e This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven Atmósferas y emociones colectivas: Descolonizar los espacios emocionales · Título del libro: Espacios y emociones: Textos, territorios y fronteras en América This study analyze personal emotional upset, emotional atmosphere and emotional climate related to March Eleven En el presente estudio se trato de analizar la alteracion afectiva personal, la atmosfera emocional y el clima emocional en relacion con los atentados dcl Atmosfera de emoción
El Attmosfera puede evocar Atosfera positivas Atmosfera de emoción Atmosffera estudios ejoción demostrado que las temperaturas cálidas pueden generar emociión positivas, como felicidad, amabilidad Jackpot Gigantesco Atmosfera de emoción. Esta forma de funcionar, fue denominada por Bion "protomental", pues lo que la caracteriza son los grados de excitación y el tipo de Atmsfera que utiliza el sujeto para deshacerse de las intensidades que no puede tolerar. Además de estas emociones sociales, en tanto guiones prototípicos fijados en la cultura y dependientes de ella, están las llamadas emociones colectivas que tienen que ver con las emociones comunes que sentimos con los otros, con los que compartimos un mismo contexto vital social. Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons. Los colores y la iluminación pueden tener un impacto significativo en las emociones y la atmósfera general de un espacio.

By Dijar

Related Post

1 thoughts on “Atmosfera de emoción”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *